Air New Zealand apuesta por la impresión 3D

Air New Zealand, la aerolínea de bandera de N. Zelanda, se ha asociado con Zenith Técnica, una compañía de impresión 3D de titanio con sede en Auckland, para fabricar piezas metálicas impresas en 3D para aeronaves.

Las piezas metálicas se imprimirán con impresoras EBM (electron beam melting) fabricadas por Arcam AB, una empresa filial de GE Additive con sede en Suecia.

“Los interiores de los aeroplanos están compuestos por decenas de miles de piezas, y la capacidad de imprimir en 3D piezas ligeras bajo demanda que solo precisamos en un pequeño número, en lugar de confiar en los métodos de fabricación tradicionales, es un gran beneficio para nuestro negocio, sin comprometer la seguridad, la resistencia o la durabilidad”, dijo Bruce Parton, Director de Operaciones de New Zealand Airline.

Partes metálicas de avión fabricadas con impresión 3D

En 2015, Zenith Técnica adquirió las impresoras 3D metálicas Arcam 3ª y 4ª. Para el reciente proyecto, la compañía probó aireadores de vino y un marco metálico para pantallas de entretenimiento en vuelo (IEF), usando una impresora 3D EBM de Arcam.

La tecnología EBM funde y fusiona polvo metálico o bien alambre metálico a través de un haz de electrones. Las aleaciones de titanio son uno de los materiales más habituales empleados en este método.

Desde 2016, Air New Zealand ha utilizado la tecnología de impresión 3D para el suministro y la sustitución de piezas. En colaboración con la Universidad de Tecnología de Auckland, la compañía aérea imprimió en 3D bandejas plegables para cócteles a predisposición de sus viajantes Business Premier.

La aerolínea también ha estado trabajando con Singapore Technologies Aerospace, una compañía aeroespacial especializada en MRO (mantenimiento, reparación, operaciones), para explorar piezas impresas 3D avanzadas para aviones.

Bandeja de coctelería hecha con impresión 3D en la clase Business de Air New Zealand.

Bandeja de coctelería hecha con impresión 3D en la clase Business de Air New Zealand.

Interiores de aeronaves hechos con impresión 3D

Usando la tecnología de impresión 3D, las aerolíneas comerciales han ahorrado millones de dólares americanos. En 2017, en la Cumbre Mundial de Fabricación e Industrialización, se exhibió el interior del aeroplano impreso en 3D de Etihad Airways de los EAU.

La compañía aérea pasó de la fabricación tradicional de piezas a la impresión 3D bajo demanda y ahorró costes significativos al quitar la necesidad de almacenar grandes existencias de piezas de repuesto en un almacén.

Sin embargo, la impresión 3D ofrece algo más que suministros para el interior de los aviones. El año pasado, Airbus, en colaboración con la Universidad Tecnológica de Chemnitz, Alemania, imprimió un actuador de spoiler metálico para su aeroplano A380.

“La pieza es un 35% más ligera que la fabricada por el proceso de fresado tradicional y tiene un diseño mejorado”.

La industria aeroespacial dispone de soluciones más eficaces y rentables en cuanto a diseño. El diseñador de Autodesk, Andreas Bastian, inventó un nuevo método para imprimir asientos de avión en 3D que son un 56% más ligeros que los asientos de aluminio tradicionales. Según Bastian, esta reducción de peso ahorrará costos al minimizar la emisión de combustible y, a largo plazo, beneficiará al medioambiente.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *