Astronautas imprimen objetos 3D en el espacio

Sabrina Kerber es una arquitecta espacial y astronauta analógica de Austria. Actualmente está haciendo una especialización en arquitectura espacial en VUT (Universidad Tecnológica de Viena)

En 2019, Sabrina formó parte de una misión astronauta en HI-SEAS ( un hábitat de simulación para la exploración superficial de Marte ubicado en la isla de Hawai). Durante dos semanas, el equipo internacional de astronautas vivió, trabajó e investigó en este hábitat al igual que los astronautas en la Luna.

Como ingeniera de la tripulación, fue responsable de arreglar todo lo que se rompía en el hábitat y mantener todo el equipo técnico.

Fundadora y directora ejecutiva de Explaneta Space Solutions, Sabrina ha estado trabajando para aprovechar los beneficios de la fabricación aditiva para la vivienda extraterrestre.

Colaboró con Makerbot para investigar como la impresión 3D podría usarse para mejorar la vida en una base lunar

Sabrina decidió probar la impresora Method 3D para probar su fiabilidad en esa misión espacial.

En la bahía de HI- SEAS, un entorno aislado, confinado y extremo para recrear el entorno hostil de un destino extraterrestre, como la Luna o Marte. Entre trajes espaciales, sistemas de soporte vital y todo tipo de herramientas técnicas, la impresora 3D encontró su hogar temporal en la ‘Luna’

impresion 3D

METHOD se probó e implementó como una herramienta para imprimir cualquier pieza de repuesto necesaria o artefactos faltantes, como porta hélices de drones y pinzas. 

Impresión de piezas 3D en el espacio

Ser capaz de imprimir objetos en 3D en misiones espaciales nos permitirá cierta flexibilidad en nuestros procesos de búsqueda de soluciones.

Tener acceso directo a una impresora 3D permitiría al equipo rediseñar y fabricar herramientas adaptadas a la nueva situación con relativamente poco esfuerzo. El éxito puede sostenerse o caer en la capacidad de resolver problemas rápidamente y adaptarse a situaciones inesperadas.

Aunque originalmente no estaba destinado a artículos personales, tener una impresora 3D en la simulación permitió al equipo imprimir artículos que no se les hubiera permitido llevar a la misión real.

Una impresora 3D puede ayudar a mejorar los factores humanos en varios niveles. Por ejemplo, la habitabilidad dentro de un hábitat extraterrestre se puede mejorar en gran medida con la posibilidad de fabricar objetos y artículos adaptados a las necesidades de habitabilidad personal.

Sabrina astronauta 3D

El hábitat HI-SEAS se encuentra a una altitud de 2.500 metros. La impresión a altitudes tan altas requirió ligeros cambios en la configuración de la impresora para garantizar que los objetos salieran tan bien como en un entorno estándar.

Sabrina empezó inicialmente con PLA, pero las impresiones salieron deformadas o fallaron por completo. Sin embargo, una vez que se dio cuenta de que el problema era la altitud ajustó la configuración, la calidad de las impresiones y la confiabilidad de la impresora mejoraron significativamente.

La tecnología de fabricación aditiva ha demostrado ser una adición importante a las misiones espaciales . No solo juega un papel importante en el diseño de futuros hábitats extraterrestres, sino que los beneficios de la impresión 3D se han probado con éxito en la Estación Espacial Internacional (EEI). 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *