Boeing aprueba el PEKK 800NA para aviación

El filamento Antero PEEK 800NA para aviación, ha sido aprobado por el fabricante aeroespacial Boeing para piezas de vuelo. Este polímero está basado en el filamento termoplástico, un plástico semicristalino que soporta altas temperaturas y mantiene su resistencia mecánica.

De hecho este filamento, ha llegado a recibir certificaciones aeroespaciales que lo han convertido en el material de referencia cuando se trata de imprimir en 3D piezas de plástico con alto rendimiento para aviación.

Por eso, el filamento PEEK para aviación ahora se puede utilizar para fabricar de forma aditiva componentes de uso final en los aviones Boeing.

Conducto de aíre con Antero 800NA. Foto de Stratasys

Scott Sevcik, vicepresidente aeroespacial de Stratasys, afirma: “Boeing ha reconocido la tremenda utilidad de Antero para cumplir con aplicaciones que antes no podían haberse impreso en 3D. La fabricación aditiva tiene enormes beneficios para simplificar las cadenas de suministro aeroespaciales tanto en equipos originales como en MRO, pero se han necesitado materiales robustos para cumplir con los exigentes requisitos de vuelo ”.

PEEK Antero 800NA para aviación

Antero 800NA es un polímero PEEK para aviación de alto rendimiento. Diseñado para las impresoras 3D FDM industriales de Stratasys como la impresora 3D F900 y la Fortus 450mc.

Este filamento tiene una gran resistencia a la tracción y un alargamiento a la rotura del 6%. Tiene como objetivo combinar las propiedades mecánicas y de baja desgasificación del PEEK con la libertad de diseño de la impresora 3D FDM.

La alta resistencia, resistencia térmica y química, tenacidad y resistencia al desgaste del filamento. Lo convierten en una excelente alternativa a metales como el aluminio para aplicaciones aeroespaciales.

Después de diferentes pruebas de rendimiento, Boeing ha agregado a Antero 800NA a su lista de productos calificados (QPL). De hecho, es el primero de los materiales de Stratasys en ser calificado por Boeing por sus capacidades de resistencia química.

Algunos de los ejemplos más recientes utilizados por Boeing, es el prototipo de un conducto de aire en el que su resistencia al combustible de aviación y su peso ligero servirán bien gracias al filamento utilizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *