El Hospital de Torrecárdenas crea su nueva Unidad de Impresión 3D

Muchos hospitales se están enfocando en la impresión 3D para trabajar de manera más fácil en las diferentes intervenciones quirúrgicas que se realizan a los pacientes y ofrecer un servicio personalizado para tratar de mejor manera la anatomía del paciente a tratar.

El Hospital de Torrecárdenas ha seguido esta iniciativa con el fin de llevar a cabo su nueva Unidad de Impresión 3D y Biomodelado para crear biomodelos e imágenes en 3D para cada paciente.

Ayudando tanto a clínicos como a pacientes para ofrecer un servicio de medicina personalizada, con el objeto de que el equipo de cirujanos tenga una mayor precisión en la planificación de intervención y puedan personalizar las intervenciones quirúrgicas que se realizan a los pacientes.

Esta nueva unidad de impresión 3D consiste en la replica exacta de la anatomía del paciente, huesos, arterias, laringe, bronquios y cráneos con filamentos con fines médicos con materiales, como ABS Smartfil Medical, un filamento de alta calidad para uso médico y avalado con la certificación USP, que garantiza que es biocompatible con el cuerpo humano.

Este nuevo método facilita mucho el trabajo al cirujano, para que pueda tener una reproducción exacta del órgano que va a operar y pueda disponer de biomodelos antes de intervenir a los pacientes.

De esta manera, sabrá las características de cada paciente antes de su operación para poder informarle de cualquier problema o explicación sobre su intervención para mejorar su atención y seguridad.

La Unidad de impresión 3D está presente en diferentes especialidades clínicas: Radiología, Maxilofacial, Traumatología y Neurocirugía con posibilidad de ampliarse a otros servicios como Rehabilitación para la generación de prótesis junto con ingenieros y técnicos del Equipo de Tecnologías de la información y Comunicación almeriense.

Impresión 3D en el ámbito sanitario

Hasta el momento se han impreso más de 70 biomodelos a escala real para los servicios quirúrgicos, que se han utilizado en diferentes intervenciones, como por ejemplo: reconstrucción mandibular microquirúrgica con hueso de peroné, customización de placas de titanio sobre modelos estereolitográficos, planimación de osteotomías controladas.

Tras haber pasado el proceso de calidad, se cataloga la pieza y se registra con la idea de generar un repositorio de acceso público a los modelos, de manera anónima, a disposición de los profesionales que pueda ser consultados con fines formativos.

Para que se pueda poner en marcha la unidad, se ha adquirido un software especializado que se usa en el proceso completo, desde la obtención de imágenes hasta la impresión en 3D, gracias a la adquisición de impresoras 3D profesionales como la Ultimaker S5.

A todo esto se le suma la formación 3D que se ha impartido entre los profesionales de la mano de impresoras3d.com con cursos de manera presencial y online.

Esta proceso abre las puertas hacia un campo de investigación, desarrollo e innovación que va a hacer que se mejore la asistencia sanitaria además de ser un punto de apoyo para la docencia y la investigación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.