El warping: qué es y como evitarlo

Uno de los problemas con los que hemos de lidiar cuando utilizamos una impresora 3D aditiva es el warping. Es muy común que al imprimir piezas que ocupan mucha superficie, las esquinas tiendan a levantarse. Esto es debido a la contracción: el material sale del extrusor a 260 grados centígrados, choca con la plataforma que está a unos 60, y se enfría, creando una contracción (ver imagen superior).

El material del centro tira del de las esquinas, provocando que las esquinas se levanten.

En una impresora bien calibrada y en un ambiente normal (sin corrientes de aire directas etc…) el warping no debería ocurrir, salvo en piezas con mucha superficie de base.

Se pueden hacer varias cosas para minimizar este problema:

  • Intentar utilizar siempre impresoras con la base calefactada. Estas impresoras calientan la base (hay modelos que calientan a 60 grados, otros a 100 grados…) y hacen que la contracción sea menor.
  • Si sabemos diseñar, añadir soportes circulares a las esquinas de la pieza (ver foto). Estos soportes se cortarán al sacar la pieza, y no tendremos problemas de warping.
  • Es vital que la impresora esté bien calibrada. En una impresora perfectamente calibrada (plataforma plana y extrusor a la distancia correcta) el material se agarra muy bien a la plataforma, aguantando mejor las tensiones del material sin despegarse. Si el extrusor está demasiado lejos, o si la plataforma no está nivelada (un lado de la plataforma está demasiado cerca, el otro demasiado lejos), el material se pegará menos y la pieza se despegará antes.
  • En tu laminador, configura una plataforma de adhesión, más conocida como Brim, en programas como Cura, podrás configurar el parámetro «Build Plate Adhesion«, y seleccionar la opción Brim, que creará una primera capa alrededor de la figura a modo «balsa». Esto mejorará la adherencia de la impresión.
build-plate-adhesion-type-brim
adhesion_cama_Brim
balsa creada con parámetro «Brim»
  • En piezas complicadas se recomienda precalentar la plataforma 15 minutos antes de empezar a imprimir. Si aún así tenemos problemas, precalentar durante una hora. 
  • Utilizar alguna cubierta para controlar la temperatura. Esta es la mejor solución con diferencia, mejora no solo la adherencia de la pieza sino también la calidad al imprimir piezas difíciles. Se pueden comprar por Internet, o os las podéis fabricar vosotros mismos. Además, protege del polvo en ambientes de trabajo.
  • Una de las mejores opciones para evitar quebraderos de cabeza con el warping es el adhesivo para impresora 3D. Utilizar un adhesivo ayudará a mantener la pieza bien pegada a la base calefactada, una muy buena opción a la hora de imprimir abs es utilizar dimafix.

Siguiendo estos consejos la contracción o el warping desaparece, hasta en las piezas con mucha base. Además, algunos filamentos como el abs son más dados a sufrir warping. El filamento pla es bastante más fácil de imprimir y sufre menos warping, así que mucha gente está optando por el pla en vez de abs.

5 comentarios de “El warping: qué es y como evitarlo

  1. José Picó dice:

    ¿Cual es la explicación de los soportes circulares?
    He visto también que hay materiales de ABS que indican que no sufren Warping.
    Se no se usa ese material de ABS ( mas caro, claro está ) sufriremos el Warping si o si ?
    He visto ABSs que trabajan a 190-220 y otros sobre 250, el que trabaja a menos temperatura debe ser un ABS mas impuro ?
    Saludos y Gracias

  2. Euge dice:

    Hola, si la plataforma tiene tornillos para nivelar , cómo se cuando está nivelada? Porque se despega a los extremos pero de las esquina superiores y se corre la impresión porque se termina despegando toda la pieza. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para estar informado