Honeywell recibe la certificación FAA por su pieza 3D

Honeywall

Honeywell ha conseguido la certificación de la Administración Federal de Aviación gracias a la impresión de su pieza de motor en 3D.

Es un importante hito técnico para la industria de la aviación y de la fabricación de aditivos. La pieza desarrollada gracias a la fabricación aditiva , es conocida como la carcasa de rodamiento que está ahora mismo en producción y fue instalada en un motor de servicio.

El motor turbofán ATF3-6 tiene este componente estructural importante que se utiliza en el avión de patrulla marítima Dassault Falcon 20G, que la Armada francesa utiliza para misiones de patrulla y búsqueda y rescate.

Diseñado por Garret en los años 60 y certificado en 1967 sólo hay alrededor de una docena de motores ATF3-6 que siguen volando. Además, la caja de rodamientos, es una pieza difícil de fabricar, lo que hace que sea más costosa para los operadores.

Esto conlleva el coste de las herramientas necesarias para producir piezas con métodos tradicionales, donde el material fundido se vierte en el molde y se deja que se endurezca.

Gracias a la fabricación aditiva de metales en la aviación , estas piezas pueden imprimirse mucho más rápido y en cantidades más pequeñas sin necesidad de utilizar herramientas costosas. Durante este proceso, los componentes se construyen de abajo hacía arriba, con capas de metal en polvo fundidas mediante láser (SLM).

La pieza también se considera crítica para la seguridad del vuelo, lo que significa que si la pieza falla, podría causar un problema importante con la aeronave, poniendo en peligro la vida de la tripulación y los pasajeros. Por lo tanto, estas piezas están sujetas a extensos procedimientos de prueba y calificación y deben cumplir con las estrictas pautas publicadas por la Administración Federal de Aviación (FAA).

Pieza-motor-aviación-3D

Honeywell y la FAA

Las dos organizaciones han estado trabajando juntos para desarrollar y certificar múltiples componentes de aviación impresos en 3D, como la carcasa del cojinete N° 4/5 que, según la compañía, le ha permitido “ser el primer componente aprobado bajo la autoridad delegada normal de la FAA”. 

La producción de impresión 3D está actualmente en curso para la carcasa del cojinete N° 4/5, una de las cuales ya se ha instalado en un motor turbofan ATF3-6 en servicio. Para fines de 2020, Honeywell espera imprimir docenas más del componente.

Jon Hobgood, vicepresidente de ingeniería de fabricación de Honeywell Aerospace, ha comentado «Aunque no hay muchos en servicio, Honeywell es responsable del soporte y mantenimiento de estos motores. Tuvimos que encontrar una forma de abordar estos problemas de la cadena de suministro y mantener estos aviones en vuelo. Pudimos utilizar nuestra experiencia en la fabricación de aditivos para producir la pieza cualificada mucho más rápido, reduciendo nuestro tiempo de entrega de aproximadamente dos años a dos semanas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *