Impresión 3D en el ámbito rural

El secretario general para el Reto demográfico, Paco Boya, ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto piloto para adaptar el modelo productivo de la impresión 3D en el ámbito rural.

Así lo ha manifestado, después de visitar este lunes la 3D Factory Incubator en la zona franca de Barcelona, donde se ha hecho saber la importancia de la industria 4.0 para reducir la brecha urbano- rural y avanzar hacía una mayor cohesión social y territorial.

Con la activación de un proyecto piloto así, se pueden explorar las posibilidades de las impresoras 3D como elemento principal para reactivar las zonas rurales afectadas por la despoblación del éxodo rural.

La prueba inicial del proyecto piloto se basa por identificar primero a las personas del entorno rural interesadas en formar parte de este modelo productivo.

De esta manera, se asocia la impresión 3D como uno de los pilares de la industrial 4.0 para que entre en contacto con el modelo de producción adaptado al mundo rural.

El proyecto piloto en impresión 3D

La iniciativa que se pondrá en marcha sobre el territorio en colaboración con el 3D Factory Incubator, se centrará en adaptar el modelo productivo de la impresión 3D a la fabricación especializada de material de rescate de montaña, así como de las férulas y prótesis sanitarias utilizadas en los accidentes de zonas de montaña.

El objetivo de este proyecto no solo es fomentar la fabricación aditiva en las zonas rurales, si no también mejorar el material utilizado por los equipos de rescate en montaña para aligerarlo y adaptarlo a las condiciones de trabajo de los servicios de emergencia en zonas montañosas.

 “Nos interesa que este vector de innovación pueda generar empresas y crear empleo de calidad en los territorios rurales”, ha añadido.

Por todo ello, el secretario general ha insistido en la importancia de impulsar la creación de centros de innovación en el medio rural basados en la adaptación al territorio de la industria 4.0 y, en concreto, de la tecnología 3D.

La visita de Boya al 3D Factory Incubator supone una primera aproximación de la Secretaría General de Reto Demográfico al mundo de la impresión 3D para diseñar, desde ya, una estrategia general que sirva como marco a largo plazo y, al mismo tiempo, detallar acciones concretas con resultados a corto plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *