Investigadores turcos imprimen una córnea en 3D

CORNEA EN 3D

Un equipo de investigadores de la universidad Mármara en Turquia, imprimió una cornea artificial en 3D a través de una impresora FDM.

El objetivo de esta creación era un trasplante de cornea, por lo que, para realizar la impresión 3D utilizaron un molde de aluminio con las propiedades de la flexión de la luz real.

A través de unos estudios en bioestabilidad, llegaron a la conclusión de que las estructuras compuestas a través de impresión 3D eran compatibles con células madre humanas.

Una vez concluido el estudio, los resultados indicaron que la fabricación rápida y personalizada de construcciones de córnea era un gran potencial para aplicaciones clínicas.

Impresión 3D de la córnea

El estroma corneal ocupa un 90% aproximadamente del grosor de la córnea. Esta es la capa protectora externa del ojo, una estructura clara y ovalada que se encuentra frente al iris, haciendo que nuestra vista sea clara.

Pero si tenemos alguna infección o traumatismo en la cornea, puede producirse algún tipo de ceguera. Para darle solución a ello, tendremos que realizar un trasplante de cornea.

Aun así, sabemos que en el trasplante podemos correr riesgos, ya sea por infección, rechazo inmunológico o diferentes variables.Por ello la solución más eficaz y rentable sería la impresión en 3D de la córnea.

Proceso de impresión

Como hemos comentado una de las alternativas al trasplante de cornea, sería sin lugar a dudas la impresión 3D, por ello el equipo de investigadores combinó quitosano y PVA para formar un material compuesto biocompatible, elástico, permeable al oxígeno para las córneas.

Posteriormente, los investigadores realizaron un molde de aluminio en Solidworks y lo maquinaron antes de que se realizara la impresión 3D.

Las impresoras FDM no podrían dar la precisión que necesitaban para la córnea, por lo que se utilizó el molde de aluminio para perfeccionar la forma de la córnea.

Impresión córnea

Las córneas impresas en 3D tenían un grosor de 0.4mm, además se sometieron a una microscopia electrónica de barrido para determinar sus propiedades ópticas.

Los resultados mostraron que las córneas PVA, tenían el tamaño perfecto para la refracción de la luz precisa. Por ello, el equipo concluyó que su trabajo, podría conducir a un método más seguro y sostenible que los trasplantes convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *