Lubrizol, una compañía de materiales y productos químicos con sede en Ohio, ha anunciado sus nuevas soluciones de materiales a base de polímeros para el mercado del calzado, destacando entre ellos el TPU.

Presentados por vez primera en Chinaplas 2018, la feria de plásticos y caucho de Shangai, Estane TRX TPU y BounCell-X están diseñados como opciones alternativas de materiales sustentables que dan procesos de amortiguación, suela y ensamblaje para calzado de deportes.

Las suelas Estane TRX TPU fabricadas con impresión 3D. Fotografía vía Lubrizol.
Las suelas Estane TRX TPU. Fotografía vía Lubrizol.

Mejora de fabricación con materiales de impresión 3D.

Al cerrar la brecha entre el caucho flexible y los plásticos rígidos, se puede decir que las renovadoras soluciones de ingeniería basadas en polímeros de Lubrizol elevan el desempeño de los atletas.

Compitiendo con el caucho termoestable tradicional, el TPU Estane TRX, creado por medio de un proceso mejorado de moldeo por inyección de termoplásticos, se emplea para generar suelas de caucho para calzado que presentan una resistencia inusual al desgaste y al deslizamiento. Su diseño más delgado, el TPU es más ligero, lo que optima los movimientos físicos de los atletas.

Además de esto, el TPU es transparente, lo que deja libertad de color y diseño a los clientes del servicio que deseen diseñar calzado de deportes nuevo y mejorado.

Calzado deportivo con materiales flexibles, TPU.

El proceso de impresión 3D asimismo deja beneficios de desempeño, como densidad, soporte y amortiguación por medio de procesos como el diseño generativo. Julie Shlepr, Directiva de Desarrollo de Negocios de The Lubrizol Corporation dijo:

“Hay un fuerte impulso al desarrollo veloz para contestar a las preferencias de estilo del consumidor y permitir la personalización. Estimamos que el color, la textura, la háptica, la estructura, el acolchado, el peso ligero y los nuevos métodos de fabricación son las formas de hacer esto posible y permitir la producción cerca del consumidor”, afirmó. 

Además de esto, el TPU BounCell-X, una espuma termoplástica sin plastificantes que se emplea en la entresuela, mejora el desempeño en las propiedades de amortiguación y rebote del calzado. Además de esto, este material es creado utilizando una tecnología única de moldeo por inyección de espuma física con gas ázoe a la espuma perdurable en la base del zapato.

“Asimismo disponemos de una nueva tecnología de fibra que aporta una dimensión nueva a la elasticidad y el ajuste cómodos, como una textura y un diseño renovadores”, agregó Shlepr.


Lubrizol ingresa al mercado de fabricación de aditivos.

En un futuro próximo, Lubrizol planea expandir su cartera con nuevas tecnologías de adhesivos y películas adhesivas que suprimirán la necesidad de adhesivos a base de soluciones en la producción de calzado.

“No nos medimos a nosotros mismos contra el resto del mundo”.  Nos medimos a nosotros mismos en concepto de qué triunfantes son nuestros clientes del servicio en el logro de sus objetivos, ganando nuevos usuarios y ahondando la fidelidad de su actual base de usuarios al recrearlos de forma continua”, declaró Shlepr.