New Balance, FormLabs y las zapatillas TripleCell

Desde 2017, Formlabs y la multinacional New Balance, llevan colaborando para el desarrollo de nuevos materiales y productos (principalmente calzado para atletas) utilizando la impresión 3D, concretamente impresoras 3D de FormLabs.

Uno de los resultados más destacados de esta colaboración, ha sido la creación del material «Rebound resin» o Resina de rebote, que tiene un retorno de energía mucho mayor que la espuma, y una mayor resistencia al desgarro. En definitiva, un material elástico, duradero y fiable.

La compañía New Balance, ya ha utilizado este nuevo material en modelos anteriores de sus zapatillas, ayudando a mantener la amortiguación, pero siendo más ligeras que sus modelos predecesores, como las New Balance 990 v5.

Así, la multinacional utilizó estas mejoras para las zapatillas FuelCell echo, unas zapatillas para runners con amortiguación en el antepié, pero la experiencia y el conocimiento que adquirieron en el desarrollo de este producto, les han llevado a la creación y lanzamiento de las New Balance TripleCell echo.

El diseño de las TripleCell es una estructura construida en intrincadas capas a modo de resorte, que ofrecen una gran amortiguación o rebote, sin perder durabilidad en el material.

Talon_New_Balance_FormLabs

La suela, está fabricada en una máquina formlabs 3 (sucesora de la form 2).

«Los componentes de la TripleCell impresos en 3D ofrecen una amortiguación más viva…que la que jamás se haya experimentado en espuma, con la capacidad de fabricarse en nuestras instalaciones de Massachusetts, bajo demanda» comenta Katherine Petrecca, Gerente General de New Balance.

La impresión 3D también ha permitido a New Balance adoptar un nuevo enfoque para el desarrollo de productos puesto que la mayoría de la espuma utilizada en las zapatillas de deporte hoy en día es inherentemente defectuosa.

Cuanto más elásticas son las espumas, menos duraderas tienden a ser, acortando el ciclo de vida de los zapatos. Esto resulta beneficioso para vender más y más zapatos, pero no tan bueno para el usuario final, que busca un calzado duradero y de calidad.

Gracias a los esfuerzos de colaboración entre Formlabs, que desarrolló y fabricó la «Rebound Resin» junto con New Balance, y gracias a las extensas pruebas de New Balance, TripleCell ya es un producto terminado y listo para la producción en masa.

El próximo año, New Balance planea aumentar la producción a más de 10,000 pares por año y lograr resultados a medida que escalan la producción.

New_balance_y_FormLabs_blog_TripleCell

Un comentario de “New Balance, FormLabs y las zapatillas TripleCell

  1. Fernando dice:

    Estaría genial que, a parte de ese material enfocado al confort y a la durabilidad, saquen algún producto para las personas que sufren de fascitis plantar, como es mi caso. Creo que la impresión 3D aquí tiene mucho camino por recorrer y oportunidades de negocio considerables. Sólo un dato; Cualquier podólogo cobra unos 150 euros de media por fabricar unas plantillas a medida.

    Esto con la impresión 3D creo que se podría abaratar muchísimo, y además sería mucho más cómodo utilizar plantillas más flexibles que las que se fabrican hoy (las que fabircan los podólogos son incómodas a más no poder…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para estar informado