Nuevo tipo de tejido 3D gracias a la subextrusión

Nuevo tejido 3D

En muchas ocasiones nuestra impresora 3D puede sufrir subextrusión, dando como resultado espacios vacíos y huecos entre capa y capa por la falta de filamento extruido. Esto en vez de un fallo, puede convertirse en un punto a favor.

Jack Forman, uno de los estudiantes de posgrado desarrolló un nuevo tipo de tejido 3D aprovechando estos errores de subextrusión. Diseñó DefeXtiles, una especie de textil parecido al tul que se puede moldear en formas y geometrías más o menos complejas. Así imaginó una pantalla interactiva, faldas, piezas de encaje, un volante de bádminton, etc.

El estudiante utilizó una impresora 3D FDM y materiales estandar. Además, al controlar todos sus parámetros de impresión, Forman ha desarrollado un proceso de subextrusión llamado “glob.stretch” para la formación de este tipo de tejido 3D.

Gracias a este proceso, durante la extrusión del material, se forman gotas en algunos lugares, conectadas entre sí por finos alambres en contacto con la capa anterior. Haciendo que todas esas gotas se alinearan en una columna para crear el efecto de tul.

De hecho, se puede ver como si la pieza hubiera sido tejida. Siendo una pieza flexible y extendida.

 “Estos textiles no solo son más delgados y más rápidos de imprimir que los otros enfoques, sino que también se mejora la complejidad de las formas demostradas. Con este método, podemos imprimir formas innovadoras con una impresora 3D normal y sin software de corte especial ”. Agrega Jack

Forman, que trabaja en el grupo de investigación Tangible Media con el profesor Hiroshi Ishii, presentó y demostró la investigación DefeXtiles el 20 de octubre en el Simposio de la Asociación de Maquinaria de Computación sobre Software y Tecnología de Interfaz de Usuario.

El nuevo tejido 3D

El material puede resultar inmediatamente útil para la creación de prototipos y la personalización en el diseño de moda, dice Forman, pero las aplicaciones futuras también podrían incluir malla quirúrgica impresa en 3-D con propiedades mecánicas ajustables, entre otros elementos.

El nuevo tejido se puede coser, plegar y planchar. Forman y su equipo han impreso los textiles utilizando muchos materiales de impresión 3D comunes.

Los investigadores sugieren que se pueden agregar otros materiales de base o aditivos al textil para obtener propiedades magnéticas u ópticas . Se está considerando la producción de textiles biodegradables utilizando algas, posos de café o madera.

“Prevemos que los materiales del futuro serán dinámicos y computacionales”, dice Ishii. “Lo llamamos ‘átomos radicales’. 

DefeXtiles es un excelente ejemplo de Radical Atoms, una materia programable que emula las propiedades de los materiales existentes y va más allá. Podemos tocarlos, sentirlos, usarlos e imprimirlos “

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *