¿Que utilizar, sosa o limoneno?

¿Sosa o Limoneno?

Hoy, en nuestro post semanal en el que hablamos sobre temas técnicos, hemos decidido traer el tema de los disolventes que más se utilizan a la hora de eliminar el material de soporte de los modelos 3D.

A parte de los métodos mecánicos para retirar los soportes de los modelos 3D, existen otras alternativas, en este caso hablamos del Limoneno o también llamado D´Limoneo y el hidróxido de sodio, comúnmente conocido como Sosa Caustica.

Ambos productos tienen algunas características similares y otras en las que se diferencian. Pero, ¿cuál de ellos es más apropiado utilizar? Intentaremos explicar y aclarar la naturaleza de ambos productos y sus usos más habituales. Además, consideraremos las ventajas e inconvenientes, costes, tiempos de disolución, junto a los materiales a los que mejor se adapta cada uno de estos disolventes. 

Limoneno

El limoneno es una sustancia natural que se extrae de los cítricos. Es la sustancia que da olor característicos a las naranjas y los limones. Pertenece al grupo de los terpenos. Se trata de un líquido aceitoso y espeso con un olor muy concentrado a limón conferido por su procedencia cítrica.

Limoneno

En los últimos años ha tomado una importancia singular a consecuencia de que se ha demandado como disolvente biodegradable en el sector de la impresión 3D, concrétamente para la diluir soportes de impresión realizados en Poliestireno (PS) o HIPS. Además de disolvente industrial también posee otras aplicaciones como elemento aromático y se utiliza mucho a la hora de sintetizar nuevos compuestos.

Tiene como inconveniente, en comparación con la sosa cáustica, que es más difícil de encontrar y su coste es algo mayor. En cuanto al tiempo de disolución, el filamento HIPS suele tardar en torno a 24h en diluirse totalmente, dependiendo el grosor y la calidad del material.

Cabe mencionar que el Limoneno es inflamable a partir de una temperatura de 48ºC y resulta muy tóxico al inhalar e irritable al contacto con la piel. Debe mantenerse en un lugar fresco, seco y bien ventilado, fuera de la luz solar directa y el envase perfectamente cerrado para evitar su oxidación.

Sosa caustica

El hidróxido de sodio o Sosa Cáustica es un elemento compuesto por sodio, hidrógeno y oxígeno. Resulta altamente corrosivo y sus propiedades hacen que se utilice para multitud de propósitos, desde la fabricación de productos de limpieza, pasando por la potabilización de agua, o por la fabricación de lodos de perforación en la industria petrolera.

A temperatura ambiente, la sosa es sólida de color blanco y sin olor. Suele encontrarse en forma sólida, en forma de escamas o pequeñas pastillas que se disuelven el agua a la hora de hacer el preparado para su utilización.

Sosa Cáustica

Para la impresión en 3D, resulta un producto más accesible que el Limoneno, puesto que lo podemos encontrar fácilmente en comercios de barrio, tales como ferreterías o droguerías. El precio también es un factor a favor de la sosa, dado que es más económico que el mencionado Limoneno.

A la hora de disolver materiales, la sosa está indicada para el filamento PLA, pero no para el HIPS y el PS. De este modo son productos que sirven para materiales diferentes. Pero debemos tenerlos en cuenta a la hora de diseñar nuestros modelos, para que en función del disolvente que dispongamos, tendremos que emplear un tipo de material para nuestros soportes u otros.

Modo de empleo

El modo de empleo de ambos productos es muy similar. La sosa cáustica, en forma sólida, se diluye en agua. Siempre deberemos tomar las precauciones necesarias a la hora de trabajar con esta sustancia, puesto que es altamente corrosiva al contacto con la piel y puede causar irritaciones y quemaduras de severa importancia. Por ello nos colocaremos guantes de látex, gafas y mascarilla para evitar inhalar la sosa cáustica.

Debemos agregar la sosa al agua y nunca al revés y comprobar que luego de remover con cuidado, sin batir o agitar, debe quedar una solución completamente cristalina. El porcentaje varía según los fabricantes y conviene seguir los pasos que vienen en las instrucciones de cada producto.

Una vez la sosa esté a punto, introduciremos nuestras piezas y dejaremos actuar a su naturaleza química, para que vaya disolviendo el material PLA que hayamos utilizado como soporte o como ayuda a nuestro modelo de impresión. Dejaremos pasar el tiempo necesario para que el material quede completamente disuelto.

Limoneno Soportes

En cuanto al Limoneno, al ser un producto más caro, suele rebajarse en agua, en unas proporciones no inferiores a 7 a 3. Esto es un 70% de Limoneno y el resto de agua. El único inconveniente será que la mezcla perderá efectividad, por lo que el tiempo de disolución aumentará, pero podremos ahorrar algo de producto y el resultado final seguirá siendo el mismo. Recordamos que los materiales que se diluirán con Limoneno serán el HIPS y el PS y no será efectivo con el PLA.

Otros materiales disolubles

Existen otros filamentos que se pueden retirar o diluir con ayuda de otros productos. Por ejemplo, nos llama la atención el PVA AquaSolve de FormFutura, el cual se disuelve directamente con agua. No es necesario ningún producto químico para llevar a cabo el proceso de retirada o disolución de los soportes de nuestros modelos. Por lo tanto lo encontramos muy ventajoso a la hora de ahorrarnos dinero en productos químicos y en lo tener que andar manipulando productos más o menos tóxicos.

El PVA y BVOH son solubles en agua, y son ideales para imprimir soportes con materiales como PLA o PETG.

Soluble en Agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *