Reparan plástico 3D con luz LED en menos de una hora

Rep-plasticos

Seguro que muchos de vosotros habéis deseando reparar algo solamente con luz. Pues bien, ahora es posible solamente con el uso de luz LED.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia han desarrollado un nuevo material de impresión 3D que ayuda a que el plástico impreso en 3D se “repare” de forma rápida y económica.

Para reparar este tipo de plásticos utilizaron un “polvo especial”, un tritiocarbonato que originalmente ha sido elaborado por la organización de Investigación Científica e Industrial de Australia. Este tipo de polvo permite la reordenación de la red de elementos que componen un material impreso y permite fusionarlos.

¿Cómo se hace el proceso de reparación?

Descubrieron que agregando este polvo especial a la resina líquida utilizada en el proceso de impresión puede ayudar a reparar los plásticos que estén dañados. Gracias a la presencia de luz LED, se desencadena una reacción química y hace que las partes rotas se fusionen de nuevo.

El proceso de reparación ocurre en unos 30 minutos, cuando las luces LED se iluminan directamente sobre el plástico roto. La curación completa tiene lugar en aproximadamente una hora.

Con esta nueva alternativa ahorras tiempo y es posible reparar artículos impresos más rápidos y conservarlos en lugar de desecharlos.

“Hay otros procesos que hacen esto, pero se basan en la química térmica para reparar el material y, por lo general, se necesitan alrededor de 24 horas y múltiples ciclos de calentamiento para lograr el mismo tipo de resultado”, dijo Corrigan.

La reparación con luz LED

Uno de los experimentos realizado fue con un violín impreso en 3D, donde se demuestra que la resistencia del plástico auto reparado se recupera por completo a su estado original ininterrumpido. Este proceso completo hace que el plástico reparado sea incluso más fuerte que antes de dañarse y se espera que el desarrollo y la comercialización de la técnica ayuden a reducir los residuos químicos en el futuro.

Los científicos creen que la comercialización de su proyecto será un éxito, debido a la sencillez y rapidez del proceso de restauración.

Este plástico puede resultar útil en dispositivos electrónicos portátiles, sensores e incluso algunos tipos de fabricación de calzado.

Reducción de residuos de plástico

Es un beneficio evidente para el medio ambiente, porque no es necesario sintetizar un material nuevo cada vez que se rompe. Es una muy buena forma para aumentar la vida útil de los materiales, lo que reducirá de forma eminente la cantidad de residuos de plástico.

El polvo que se utiliza para la reparación del material termoplástico solo tarda 30 min en que las luces UV incidan sobre el plástico roto. La curación completa tiene lugar después de aproximadamente una hora.

Corrigan y sus compañeros de la UNSW, creen que la tecnología podría usarse en una variedad de aplicaciones donde se usan materiales 3D avanzados en componentes especializados de alta tecnología. Como por ejemplo dispositivos electrónicos portátiles, sensores e incluso fabricación de calzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.