Solución 3D para reducir el desperdicio de alimentos

Soporte-3D-Clay-Pantry

Una diseñadora finlandesa- alemana del Royal College of Art de Londres ha desarrollado una ingeniosa solución en 3D para reducir el desperdicio de alimentos.

Mucha gente piensa que el consumo excesivo de plástico es el gran culpable de la gestión de residuos. Pero en realidad lo que la sociedad no sabe es que el desperdicio de alimentos es el mayor contribuyente a nivel mundial. Tiramos mucha más comida que generamos plástico.

Según la Organización de las Naciones Unidas, cada año se desperdician alrededor de 1.300 millones de toneladas de alimentos en todo el mundo, lo que es más que suficiente para alimentar a millones de personas que padecen hambre o que mueren de hambre en todo el mundo. Por supuesto, una parte importante de este desperdicio ocurre a nivel industrial, pero aún existen hábitos que influyen en el desperdicio de alimentos a nivel del consumidor.

Por eso, esta diseñadora ha dado un paso hacía delante desarrollando su propia línea de productos, The Clay Pantry. Inspirada en los métodos de almacenamiento tradicionales, la colección fue creada para ser utilizada dentro de nuestro estilo de vida industrializado y moderno y así alargar la vida de nuestro alimentos perecederos como la fruta y verdura en el hogar.

El diseño 3D

La colección se basa en una serie de objetos construidos con impresión 3D y materiales de arcilla. Entre la colección de objetos- contenedores se encuentra el Taburete Root, el estante de frutas, caja templada y jarra de riego.

Clay-Pantry
Taburete Root

Cada uno está diseñado para satisfacer las necesidades de los productos que contiene. Por ejemplo, el Root Stool ofrece un espacio de almacenamiento seco y oscuro para tubérculos, mientras que el Tempered Box es más adecuado para productos que necesitan un ambiente húmedo y fresco.

Curiosamente, parte de la función de los recipientes de arcilla proviene de una jarra de agua impresa en 3D. Es decir, las piezas de terracota están diseñadas para ser regadas, de modo que la humedad crea un ambiente fresco para ayudar a preservar el producto. “Todos los objetos se enfrían mediante la evaporación del agua a través del material poroso de terracota”, explica. “Los objetos actúan como plantas que necesitan ser regadas para funcionar”.

“Al regar los objetos como plantas, la atención se centra sin esfuerzo en los objetos y el contenido”, describe Randebrock, quien ha sido un estudiante de diseño de muebles y se inspira en materiales indígenas.

Todos los objetos de almacenamiento de arcilla impresos en 3D se han diseñado teniendo en cuenta la forma y la función, y cada uno encajaría perfectamente en un piso minimalista y elegante o en un espacio lleno de plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *