Un adolescente vuelve a caminar gracias a un implante espinal hecho con impresión 3D

Doctor-Koen-Willemsem-Holanda-Impresion-3D-implante

Se trata de 2 pacientes, un adolescente de 16 años y una mujer de 60 años, que han podido volver a caminar gracias a un implante realizado con impresión 3D, que se ha desarrollado en el Hospital Universitario UMC Utrecht.

La combinación de impresión 3D y medicina no deja de sorprendernos, hace poco vimos el caso del corazón impreso en 3D, el método de impresión 3D para hacer crecer el cabello, o el de las prótesis impresas en 3D. En esta ocasión, hablaremos de un implante hecho a medida que ha posibilitado a 2 pacientes volver a caminar.

El paciente del que vamos a hablar, es un joven de 16 años que sufre neurofibromatosis, la cual había afectado a su espina dorsal, haciendo inestable su columna vertebral. Esta había colapsado, y la única vía que quedaba para evitar la parálisis completa a largo plazo era el implante.

El plan consistía en diseñar un soporte para su columna vertebral, que fuese completamente personalizada, y encajase en su columna a la perfección, para evitar más daños. Se decidió utilizar la impresión 3D para crear la pieza y utilizar titanio como material.

La regulación vigente fue un obstáculo en el proceso. Como es habitual en estos tiempos, la tecnología avanza más rápido que la legislación, y la utilización de un implante como este podía vulnerar la ley. Tardaron 6 meses en realizar todo el proceso y poder realizar la operación.

«Lo que se nos ocurrió fue un soporte de columna vertebral de titanio impreso en 3D que se probó ampliamente. También tuvimos que conocer las reglas y regulaciones que rodean estos implantes. Todo el proceso tomó seis meses. Los obstáculos legales a menudo impiden que los hospitales utilicen técnicas como esta, pero ahora que se han abordado la mayoría de los problemas y se ha desarrollado un plan de acción, podría volverse más común», ha comentado el médico y experto en impresión 3D Koen Willemsem.

Por ahora, esta técnica va dirigida a pacientes con enfermedades raras, o como último recurso, sin embargo, el doctor Willemsem no descarta que los implantes impresos en 3D se conviertan en la opción preferida para una amplia variedad de enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para estar informado