Un dron impreso en 3D para fines militares

Un ex-ingeniero de Rolls-Royce realiza un proyecto para crear dron impreso en 3D

Todo empezó a partir del interés de un contratista militar por el trabajo de David Sheffer, un ex-ingeniero de la marca Rolls-Royce convertido ahora en profesor de impresión 3D de Universidad.  El contratista atrajo el interés del profesor para animarle a fabricar un dron asequible a partir de una nueva tecnología como es la de la impresión 3D. El dron tiene el aspecto de las alas de un avión, que poco a poco se ha ido mejorando para meter más piezas, haciéndolo modular, lo que facilita la reparación.

Este dron impreso en 3D está compuesto por nueve piezas y utiliza un Nexus 5 como corazón para mover toda la parte electrónica del dispositivo. La fabricación y montaje del dron es bastante sencilla y suele durar aproximadamente un día. Pesa unos tres kilos y aguanta unos 750 gramos de peso, por lo que se le podría acoplar una cámara para tomar fotografías o hacer grabaciones de vídeo. Su coste de fabricación es de unos 2000 dólares.

La duración de la batería de este dron es de 45 minutos, volando a una velocidad media de 65 kilómetros por hora. El objetivo es alcanzar una autonomía de una hora de duración y que pueda llegar a alcanzar los 160 kilómetros de velocidad de manera puntual. La batería se carga  en tan solo dos horas y se reemplaza de forma sencilla.

Este dron resulta ser una propuesta atractiva en el que su uso parece destinado, por lo menos en un primer momento, al mundo militar.

[youtube width=”600″ height=”450″]https://www.youtube.com/watch?v=FwRD7UBGecg[/youtube]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.